Barcelona para impulsar la economía azul en el Mediterráneo

Barcelona

El Ayuntamiento de Barcelona apuesta por desarrollar una economía azul saludable y sostenible.

El Ayuntamiento prevé, además, convertir el Port Olímpic en un nuevo espacio referente de la Economía Azul, la divulgación marina, la náutica popular y los deportes náuticos en general, además de la restauración de calidad.

Por/ Ehab Soltan

El Ayuntamiento de Barcelona y el Puerto han firmado un acuerdo para impulsar la Economía Azul en la ciudad, que es aquella economía sostenible vinculada al agua y al mar, y desarrollar actividades que tengan como eje de innovación la sostenibilidad y la tecnología.
Barcelona pretende conseguir los objetivos de París (limitar el calentamiento global por debajo de 2ºC y lo más cerca posible a 1,5ºC respecto al nivel preindustrial) y la agenda de 2030 de la ONU (ODS)…Emprender necesitamos implementar un cambio ecológico que implique una transición audaz en el ámbito jurídico, tecnológico y cultural. Necesitamos una transformación disruptiva en todos los sectores. El principal reto es compaginar la salud pública, la estabilidad climática, la conservación de la biodiversidad y el bienestar económico.
«Barcelona puede situarse como referente en la Economía Azul y hoy da un paso histórico en ese sentido», ha dicho el primer teniente de alcalde, Jaume Collboni, en rueda de prensa junto a la presidenta del Port de Barcelona, Mercè Conesa, en el marco de las jornadas ‘ReAct‘.

Collboni ha explicado que, en los próximos meses y años, irán detallando los proyectos concretos relacionados con este tipo de economía y que éstos se enmarcan dentro del objetivo del Ayuntamiento de transformar el modelo económico de la ciudad, además de reactivar la economía tras la crisis.

Con el fomento de la Economía Azul se prevé impulsar la innovación y el emprendimiento, apoyar el tejido económico relacionado, fomentar el empleo de calidad, generar espacios de talento y formación y visibilizar a nivel internacional «la ambición de Barcelona de posicionarse como una de las ciudades líderes a nivel mundial» en relación a este tipo de economía.

Desarrollar una economía azul saludable y sostenible es imprescindible. Invertir en acciones oceánicas clave como la descarbonización del transporte marítimo, la conservación y restauración de manglares, la producción sostenible de productos del mar o el desarrollo de energías renovables, proporciona beneficios globales.

No se trata solo de beneficios financieros, sino también de mejores resultados de salud para los consumidores, una biodiversidad más rica y trabajos más seguros, entre otras prestaciones. Un mar sostenible debe verse no solo como un imperativo de conservación, sino también como una prioridad para el futuro de la economía, el ecosistema y la sociedad.
En este sentido, el primer teniente de alcaldía ha señalado que Barcelona «tiene todo» para ser líder en Economía Azul: «la tradición marinera y mediterránea, las empresas, las universidades, los centros de investigación, la marca internacional y emprendedores y emprendedoras jóvenes».

También ha detallado que, a día de hoy, el sector ocupa unos 15.000 puestos de trabajo y genera 3.750 millones de euros de facturación anual a lo largo de los 16.67 km de litoral. Además, esta actividad representa un 4.3% del PIB de la ciudad y un 1.4% del empleo.

El nuevo Port Olímpic, espacio referente de la Economía Azul
El Ayuntamiento prevé, además, convertir el Port Olímpic en un nuevo espacio referente de la Economía Azul, la divulgación marina, la náutica popular y los deportes náuticos en general, además de la restauración de calidad.
También tiene el objetivo de que esta zona sea un polo de innovación, de atracción de talento, de fidelizaci ón del actual tejido empresarial, de generación de actividad económica y de empleo de calidad, con la creación de alrededor de 200 nuevos puestos de trabajo en una primera fase

Esta transformación del Port Olímpic se basa en una nueva ordenación de los usos: la Economía Azul sustituye, por ejemplo, el ocio nocturno en el Moll de Mestral. «Prueba de esta voluntad de transformación y diversificación del modelo económico es que donde antes había un ocio de poca calidad ahora habrá empresas y start-ups vinculadas a la Economía Azul», ha destacado Collboni.

Related posts

Leave a Comment