¿Cómo te sientes? ¿Qué piensas?

Isabel

Con covid 19 solo debemos cuidarnos de todo lo que pueda hacer daño, como ha sido siempre.

 Por Isabel Galván

A lo largo de este año, toda una forma de vida quedó atrás, no somos los mismos de hace un año, las costumbres acerca del saludo a otras personas ha cambiado, en mayor o menor medida se sigue un protocolo de cuidado al ingresar a nuestra casa para no contaminar a las personas mayores, así, toda la gente del mundo ha enfrentado la pandemia del coronavirus de la mejor manera posible.

Te has detenido a pensar que este año no hubo Olimpiadas, muchos eventos deportivos y sociales se cancelaron, en abril y mayo de este aciago año el mundo se detuvo casi por completo. Resultó extraño no oír el paso de los aviones cerca de mi casa, cuando ya se hablaba de inaugurar otro aeropuerto para descentralizar el de la Ciudad de México por sobrecarga de despegues y aterrizajes. Por hoy, en este mes de diciembre, y según recuerdo el viaje a Guadalajara en noviembre del 2019, no se ha vuelto más a esos niveles.

Una amiga argentina se comunicó por Messenger; aseveró que las restricciones de salida solo para la compra de alimentos y otros menesteres, ya no le agobian tanto, es decir, se está acostumbrando a una forma de vida más solitaria, donde cada día le cuesta más trabajo salir.

Absolutamente no creo que a todos les ocurra lo mismo. Para muchos el trajinar de la vida se acerca a esa vieja normalidad que un día vivimos. Unos no quieren usar los cubrebocas y están en su derecho, cuando no es obligatorio, por lo menos en México, a los jóvenes se les ve disfrutar de unas cervezas en la calle, pero ahora ya no se quedan hasta el día siguiente, sino que solo se reúnen unas cuantas horas y cada quien a su casa. Hasta esta conducta se ha modificado por la pandemia, pero también la situación crítica de algunas personas que se ven  orillados a robar.

Y mientras escribo estas palabras, escucho un pequeño grupo de personas que tocan sus instrumentos para que les den algún dinero. Cuando solo se acercaban los organilleros en tiempos de navidad, y uno o dos más a lo largo del año. Hoy, la gente busca la manera de ganar unos pesos, así que tenemos su música una o dos veces al día, así que el deber es compartir unos pesos, y observo que muchos dan. Un cambio más en la conducta de la gente cuando se le ignoraba y pasaba de largo, hoy se les ofrece, cuando se sabe que no tienen un trabajo estable.

Ante todo, esto, propongo que no hagamos del COVID-19, una forma extraña de veneración.

Somos libres, solo debemos cuidarnos de todo lo que pueda hacer daño, como ha sido siempre.

Te dejo estas preguntas:

A casi nueve meses de declarada la pandemia.

¿Como te sientes?, ¿Qué piensas?

Related posts

One Thought to “¿Cómo te sientes? ¿Qué piensas?”

  1. Ana Galván alvan

    Muchas gracias. Una visión muy interesante de un problema actual. Saludos

Leave a Comment